Grouptravel.es




Olivenza: Todo lo que no debes perderte

Olivenza de Badajoz es una de esas poblaciones que no puedes dejar de visitar se te encuentras por Extremadura. Fue conquistada en el siglo XIII por el Rey Alfonso IX de León y entregada a la Orden del Temple para su defensa ante el avance musulmán.
La aparentemente tranquila población de Olivenza ha sido motivo de enfrentamientos entre portugueses y españoles desde el mismo momento de su fundación.
Olivenza fue la Olivença de Portugal durante más de 5 siglos hasta que en 1801 fue cedida a España después de la Guerra de las Naranjas.Aunque oficialmente es ciudad española todavía Portugal sigue sin reconocer la titularidad Española de Olivenza. Esta situación se conoce como la “Cuestión de Olivenza” y esta considerada para la CIA norteamericana un conflicto internacional al mismo nivel que la Franja de Gaza o Cachermira.
Como seguro ya has deducido después de esta breve introducción a la historia de Olivenza, a tu llegada a la ciudad vas a descubrir una ciudad fuertemente amurallada, que sorprende con calles de casas encaladas y el carácter jovial de sus gentes forjado entre dos tierras siempre dispuesta a recibir al visitante con la mejor de sus sonrisas

QUE VER EN OLIVENZA

A nuestra llegada a Olivenza nos llama la atención su gruesa muralla, que en origen contaba con tres muros y 14 torres. También sabemos que en cada muralla se abría una puerta aunque actualmente solo conservemos dos de ellas y los restos de una tercera: La Puerta del Arconchel, La Puerta de los Angeles y la Puerta de la Gracia.
Además de los tres anillos de murallas, Olivenza posee un cuarto cinturón amurallado de construcción posterior. levantado para la protección de la ciudad durante las guerras de Restauración y de la que solo se conserva la puerta más monumental: La del Calvario.
Nada mas llegar a Olivenza, lo primero que yo visitaría serían sus murallas y las puertas de las mismas. Así, recorriendo su perímetro llegaremos hasta la entrada de la Alcazaba de Olivenza. Lo más destacado de la Alcazaba es la emblemática torre del homenaje, la más alta de las que se conservan en la frontera hispano portuguesa con 37 metros de altura. Tanto la Alcazaba como la torre del homenaje se pueden visitar pagando un módico precio de entrada.
Una vez que accedamos al interior de la Alcazaba encontraemos otro de los lugares más interesantes de Olivenza:El museo etnográfico González Santana, uno de los mejor ambientados de los que se encuentran en la península. No dejes de subir a la terraza de la torre del homenaje, tendrás unas vistas panorámicas inmejorables de Olivenza y las tierras españolas y portuguesas del entorno.
Anexo a la Alcazaba de Olivenza encontraremos la Panadería Real, construida a finales del siglo XVIII para dotar de infraestructuras y servicios a este importante núcleo militar. Se dice que la panadería disponía de todo lo necesario para poder fabricar más de 10.000 panes diarios. La panadería real es también sede del museo etnográfico Gonzalez Santana y en su interior destacan los cuatro hornos que albergan la tienda de ultramarinos, una almazara, una bodega y una fragua. Además veremos dos salas sustentadas por columnas octogonales revestidas de mármol rosa que acogen una colección de arqueología y una exposición de arte sacro.
Con este breve recorrido habremos visto algunos de los puntos de mayor interés de Olivenza: Sus Murallas, el Castillo-Alcazaba, la panadería real y el museo etnográfico. Es el momento de reponer fuerzas disfrutando de una Tecula Mécula, un dulce típico de Olivenza que podremos adquirir en la pastelería más conocida: Casa Fuentes
Continuaremos con lo que hay que ver en Olivenza regresando a la zona de la Alcazaba para visitar las dos iglesias más importantes de la población: las iglesias de la Magdalena y la Misericordia.
IGLESIA DE LA MAGDALENA: Construida en el siglo XVI por el Obispo Fray Enrique de Coimbra este templo es una auténtica representación del estilo Manuelino portugués. Inspirada en el Convento de Jesús de Setubal y en la Seo de Elvas, del exterior llama la atención las falsas almenas, los pináculos, las gárgolas y las puertas tanto laterales como la principal. La iglesia es visitable en horarios de mañana todos los días.
Si el exterior ya sorprende es su interior lo que realmente merece la pena de la iglesia de la Magdalena. En el interior encontramos un amplio espacio abierto dividido en 3 naves sostenidos por sendas filas de columnas torneadas evocando las sogas de los navíos, seña inequívoca de que esta iglesia fué construida por arquitectos portugueses. Además encontramos al frente de la iglesia un rico retablo barroco de talla dorada del siglo XVIII y en las capillas laterales numerosos retablos ceramicos historiados realizados en azul cobalto sobre blanco que nos hablan de la vida de cristo y de los apóstoles. No dejes de ver las diferentes representaciones que en ellos aparecen.
CAPILLA DE LA MISERICORDIA: Esta capilla fué un antiguo refugio para pobres, huérfanos y enfermos que empezó a construirse en 1548 y fue terminada en 1732. El acceso se realiza por una pequeña puerta y una vez dentro lo que verás no te dejará indiferente. En el interior de la Capilla de la Misericordia de Olivenza vas a encontrar una capilla de una única nave, totalmente recubierta por azulejos barrocos, que representan las obras de Misericordia. Destacable por su rareza es el panel conocido como “Vestir al desnudo” donde vemos aparecer a Dios padre entregando a Adán y Eva dos paletós del siglo XVIII para que se cubran.
Con esto, y si tenemos poco tiempo, ya podríamos dar por terminada nuestra visita a Olivenza. Pero si nos queda tiempo es recomendable darse un paseo por sus bonitas calles de casas encaladas donde encontraremos diferentes “estadios” o pasos del viacrucis de la Semana Santa. También podremos visitar El Cuartel de Caballeria y acercarnos a la muralla abaluartada donde se encuentra la Puerta del Calvario.
Si te desplazas unos pocos kilómetros de Olivenza dirección a Portugal encontrarás el Puente de Nuestra Señora de la Ajuda. Una construcción del siglo XVI que unía las poblaciones de Elvas y Olivenza y que fue destruido durante la guerra de secesión española.
Más Información:
Plazas disponibles
ULTIMAS PLAZAS
85%

2 comentarios

  1. Muchas gracias, amigos, por visitar nuestro reportaje sobre Casa Fuentes, cuna de la Técula Mécula. Con un recorrido tan completo como el que planteáis aquí, queda claro que a Olivenza hay que volver, ¡y más de una vez! Parada imprescindible por sí misma pero también por formar parte de ese conjunto de localidades fronterizas, La Raya, a la que tanto le deben España y Portugal. Un abrazo.

    1. Gracias por tus comentarios Viajes de primera. es un placer poder compartir con nuestros lectores vuestro reportaje sobre la Técula Mécula.

¿Que te ha parecido?. Déjanos tus comentarios